Anteriormente hemos explicado qué son las aguas residuales y la importancia que tiene su correcto tratamiento para el medio ambiente. Os explicamos desde nuestra empresa de desatascos en Madrid cómo es el tratamiento de aguas residuales: Este consiste en una serie de procesos físicos, químicos y biológicos cuya finalidad es eliminar los contaminantes presentes en el agua. Normalmente comienza por la separación física de los sólidos grandes empleando un sistema de rejillas, posteriormente se produce un desarenado (separación de sólidos densos más pequeños, como la arena), seguido de una sedimentación primaria que separe los sólidos suspendidos existentes en el agua residual. A continuación se convierte progresivamente la materia biológica disuelta en una masa biológica sólida usando bacterias adecuadas. Posteriormente esta masa sólida es separada y el agua resultante se trata con procesos adicionales como desinfección, filtración, etc. El resultado final puede ser descargado en agua natural…

La mayoría de los trabajos que se realizan en la pocería sin zanjas se desarrollan en la parte interna de la red de saneamiento, las tuberías, pero son las aguas residuales en su transcurso hasta las estaciones depuradoras las que generan su deterioro debido a la agresividad de sus componentes. Vamos a ver como se clasifican: Las aguas residuales son aguas contaminada con sustancias fecales y orina, procedentes de desechos orgánicos humanos o animales. Pueden ser aguas residuales urbanas (las aguas usadas domésticas o limpieza urbana) o aguas residuales industriales (residuos líquidos industriales, mineros eliminados o eliminación de residuos procedentes de la ganadería y agricultura) Su correcta eliminación tiene una importancia vital para el medio ambiente, ya que su eliminación se realiza principalmente por vertido. Su tratamiento indebido genera graves problemas de contaminación. Aguas residuales urbanas: Son las aguas procedentes de la eliminación de residuos de los servicios domésticos y públicos, así como de la limpieza de las calles…