El mantenimiento de tuberías de la red de alcantarillado es mucho más importantes para nuestro bienestar de lo creemos. Realizarlo periódicamente, además de ayudarnos a prevenir futuras averías, es imprescindible para evitar posibles focos infecciosos que derivarán en enfermedades graves. En las grandes ciudades la red de alcantarillado es muy extensa, en la ciudad de Madrid son casi 17.400 kilómetros de red de aducción y distribución y está gestionada casi en su totalidad por el Canal de Isabel II. La red de saneamiento está considerada un servicio básico para el desarrollo de las ciudades, de ahí la importancia de mantenerlo adecuadamente. Cómo realizar el mantenimiento tuberías adecuadamente Un  mantenimiento de tuberías adecuado consta de distintas actuaciones: Primero e imprescindible: Limpieza de tuberías con equipos de agua a presión. Para realizar una limpieza de tuberías de manera profesional es necesario disponer de la última tecnología además…

Los atascos en las tuberías son un problema bastante frecuente. Para prevenir esta situación, las comunidades de vecinos pueden optar por realizar una limpieza de tuberías periódica que evitaría tener que solucionar problemas mayores. No cuesta nada ser precavidos. Suciedad en las tuberías El agua que circula por las tuberías de la red de saneamiento arrastra restos sólidos en suspensión, que pueden adherirse al fondo o a las paredes de la tubería. Esto es especialmente preocupante en los tramos de tubería de pendiente suave o con algún recodo, ya que son favorables a la sedimentación de los materiales sólidos, constituyendo la base de una posible acumulación de residuos hasta llegar a la obturación total de la tubería. Limpieza de tuberías El correcto funcionamiento de toda red de saneamiento necesita un programa de limpieza periódico para eliminar posibles taponamientos que puedan derivar en atascos. Las modernas técnicas sin obra consiguen efectuar…

Los desatrancos en Madrid son bastante frecuentes. Para prevenir esta situación, las comunidades de vecinos y demás administraciones públicas pueden optar por realizar una limpieza de tuberías periódica que evitaría tener que solucionar problemas mayores con sistemas tradicionales o tecnología sin obra. No cuesta nada ser precavidos. Suciedad en las tuberías El agua que circula por los desagües y demás canalizaciones de la red de saneamiento arrastra restos sólidos en suspensión, algunos de los cuales pueden adherirse al fondo o a las paredes de la tubería, como por ejemplo: Arenas y otros sólidos no orgánicos de pequeño tamaño. Sólidos y líquidos en suspensión de menor densidad que el agua (grasas o aceites, etc.). Residuos sólidos gruesos no solubles (compresas, trapos, bastoncillos,etc.). Restos de las propias tuberías que se deterioran con el paso del tiempo.   Esto es especialmente preocupante en los tramos de tubería…

A medida que envejecen las conducciones del alcantarillado existe una mayor probabilidad de sufrir malos olores, roturas, obstrucciones o derrumbes.  Por esta razón, resulta fundamental la vigilancia y limpieza periódicas de estos sistemas para lo cual, a día de hoy, disponemos de tecnología punta como la inspección con cámara CCTV con la que se evitan molestias y alteraciones innecesarias en la comunidad de vecinos. La cámara CCTV Para acceder a cualquier tubería para realizar una valoración de la misma de modo no intrusivo, sin cavar ni hacer obra que pudiera dañar el estado de la conducción, se realiza la inspección con cámara CCTV. Se trata de una cámara de TV robotizada que se introduce en la tubería y registra las imágenes internas de la misma por circuito cerrado de televisión lo que permite obtener un diagnóstico “in situ” completo. Resultado de la inspección con…