El hincado o hinca de tubos es una técnica que, como la pocería sin zanja, pertenece al grupo de sistemas de construcción de túneles o instalación de tuberías sin zanja (tecnología No Dig) cuyo diámetro exterior sea mayor de 500 mm. y no exceda de los 4 metros, frontera a partir de la cual resulta menos operativa la manipulación de los tubos. El proceso básico En este tipo de perforación, el elemento protagonista es el tubo que, además de ser el componente definitivo, se utiliza a la vez como instrumento de empuje sobre la cabeza excavadora. El proceso comienza con la excavación de un pozo de ataque desde el que se accede al nivel al que se iniciará la hinca y otro de llegada, que será el destino final de la instalación. Desde el pozo de ataque, se empuja la sección de tubo a…

De la necesidad de realizar accesos o la instalación de tuberías sin excavación de zanja, tal y como la pocería sin zanja realiza en otro tipo de ámbitos, la Tecnología No Dig ha desarrollado una serie de métodos basados en la acción de un elemento excavador que va abriendo el hueco aprovechando el empuje transmitido por las secciones de cubrimiento o tubería que se van introduciendo tras él. Según el tamaño del mismo, hablamos de tuneladoras o microtuneladoras.   Tuneladoras Una tuneladora es una máquina diseñada para excavar túneles a sección completa al mismo tiempo que ayuda en la ubicación del revestimiento provisional o definitivo que sostendrá el hueco producido. La perforación se realiza gracias a la acción de una cabeza giratoria que porta diversos elementos de corte cuya rotación viene alimentada por motores hidráulicos y eléctricos. Tras los equipos de excavación y avance…