En la resolución de cualquiera de los problemas a los que GSC Desatascos y Obras se enfrenta en la red de saneamiento, el protagonista principal siempre es la tubería. Vamos a explicar los materiales más habituales en las que se construyen. Diferentes tipos de tuberías: Los materiales más empleados en nuestro país para la construcción de tuberías son: Hormigón: Mezcla de áridos, cemento, aditivos y agua. Aunque su proceso de fabricación resulta muy económico incluso a medida, no soportan los vertidos a altas temperaturas, además su instalación es más difícil que la de las tuberías de otros materiales por el elevado número de uniones y el mayor peso de los tubos. Gres: Pasta cerámica vitrificada por cocción con adición de cuarzos y feldespatos que mejoran el producto final. Muy resistentes a la abrasión, son tramos de tubos muy cortos con lo que se incrementan las uniones y…